BENEFICIOS E INCONVENIENTES DE LA ESTERILIZACIÓN

“El simple hecho de que mi perro me quiera más que yo a él constituye una realidad tan innegable que, cada vez que pienso en ella, me avergüenzo.”

Konrad Lorenz

¡Hola a todos! Uno de los mayores quebraderos de cabeza que tenemos con nuestras mascotas es decidir si las esterilizamos o no. En este post intentaremos resolver vuestras dudas.

¿Qué riesgos tiene la intervención?

 Uno de los mayores temores que tenemos es el hecho de que es una intervención quirúrgica que conlleva anestesia general, con los riesgos que puede presentar la misma. Pese al miedo que podamos tener de que nuestra mascota pueda no sobrevivir, la tasa de mortalidad del último estudio publicado en perros (Gil y Redondo, 2013), fue de un 1,29%, estando los valores actualmente en un 0,64% (siendo la mayoría de los fallecidos en cirugías de urgencia), con lo cual debemos sentirnos seguros, ya que afortunadamente los cirujanos y anestesistas veterinarios hacen muy bien su trabajo.

Las esterilizaciones están rodeadas de una serie de “falsos mitos” como:

  • Los animales esterilizados pierden la vitalidad y se vuelven apáticos.
  • Las hembras deben parir al menos una vez en la vida.
  • Los animales pierden el instinto y se vuelven más asociales.

Sin embargo, ninguna de estas afirmaciones tiene base científica.

¿Qué beneficios puede tener la esterilización en cada uno de los sexos?

En machos, encontramos las siguientes ventajas:

  • Mejor carácter en animales agresivos.
  • Reducir o eliminar las conductas de marcaje.
  • Disminuye el porcentaje de fugas, y con ello las pérdidas de perros y atropellos indeseados.
  • Prevención de tumores testiculares.
  • Disminución de la incidencia de tumores prostáticos (adenomas prostáticos) y de la incidencia de la hiperplasia prostática benigna.

Además, si tenemos un macho criptórquido (es decir, que no le ha bajado uno de los testículos), es muy recomendable su castración, ya que los testículos que se quedan dentro de la cavidad abdominal tienen más porcentajes de sufrir procesos tumorales.

Por otra parte, en las hembras, encontramos:

  • Evitar camadas indeseadas.
  • Disminución de la incidencia de tumores mamarios, con la siguiente distribución (Schneider, 1969):
    • Hembras castradas antes del primer celo. Presentan un riesgo de presentar una neoplasia mamaria maligna del 0.05%.
    • Hembras castradas entre el primer y segundo celo. Presentan un riesgo de presentar una neoplasia mamaria maligna de un 8%.
    • Hembras castradas después del segundo celo. Ya no se disminuye el riesgo, pues ha habido efecto hormonal sobre las mamas, quedando a partir de este celo el porcentaje de aparición de neoplasias malignas en un 26%.

En el caso de neoplasias benignas, según el estudio de Misdorp en 1991, la realización de la ovariectomía a cualquier edad disminuye su riesgo de aparición.

  • Evita la aparición de patologías uterinas tales como tumores o piómetras.
  • Prevención de la aparición de pseudogestaciones.

Además, algunas enfermedades como la diabetes canina pueden descontrolarse durante el estro. Esto se debe a que durante la fase estral la progesterona está alta, haciendo que en la glándula mamaria se cree hormona de crecimiento

La hormona de crecimiento favorece la resistencia a la insulina, ya que liberan el IGF-1 (un factor similar a la insulina), introduciéndose en los receptores de insulina y compitiendo la misma, provocando una disminución del funcionamiento de la insulina y la aparición de hiperglucemias y descompensación de la diabetes.

La GH hace que sea resistente a la insulina, porque cuando entra en las células libera el factor IGF-1, que es similar a la insulina, se mete en los receptores de insulina y hace que no funcionen. Si la diabetes aparece en fase estral es una de las pocas situaciones en las que una diabetes puede remitir. Si la diabetes aparece durante el ciclo hay que castrar inmediatamente, pero si está en anestro podemos esperar pero no podemos dejar de castrarla porque cuando entre en fase luteal la diabetes se va a descompensar.

¿Cuánto tardará mi mascota en recuperarse?

Este tipo de intervención tiene un tiempo de recuperación muy bajo en comparación con otras técnicas quirúrgicas, con una convalecencia estimada en torno a las 48-72 horas  en machos y una semana en  hembras.

Dieta y ejercicio en los animales esterilizados

Debemos tener en cuenta que los animales esterilizados presentan ciertos cambios hormonales que reducen sus necesidades energéticas, por lo que para prevenir la aparición de obesidad en los mismos, debemos disminuir las calorías ingeridas en ellos. Un animal esterilizado con una dieta correcta y una pauta de ejercicio adecuada no va a engordar porque esté esterilizado.

Esperemos que estos consejos os ayuden a decidir si queréis esterilizar a vuestra mascota, si bien recordad que debéis seguir siempre los consejos de vuestro veterinario y consultar su opinión para ver si ve adecuada la esterilización de vuestra mascota.

Ricardo Lence Sanz

Estudiante de quinto curso de veterinaria

Universidad Complutense de Madrid

1 Comentario
  • Mari Carmen Martin 8 julio, 2017 6:34 am

    Estoy totalmente de acuerdo con la exposición que haces Ricardo ,yo a Godo lo esterilice con 9 meses ,aunque me decían que me iba a cargar al perro,se iba a volver tonto ,no paso nada de eso,le evité muy muchos problemas

Envianos tu comentario

Utilizamos cookies para una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando consideramos que consiente el uso cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR